estos estudios involucran un conocimiento del entorno global de negocio, que sin ser clientes externos o consumidores, influyen en el diseño de estrategias del negocio, factores como: opinión pública, lideres de opinión y clientes internos.

  • Por lo general las organizaciones de un nivel importante no conocen bien las percepciones que el entorno tiene acerca de ellas. Y muchas veces estas percepciones pueden generar problemas que no se detectan a tiempo.
  • Este estudio permite identificar las percepciones e imágenes referidas a una determinada empresa o institución y el impacto que genera en su entorno, sea este local, regional, nacional o global.
  • Permite conocer a fondo la imagen de una organización a través de la mirada de los ciudadanos que se encuentran en su radio de acción, y establecer cuáles son los principales ejes de mejoras para optimizar la relación empresa-entorno. Ayuda de manera notable a planificar y evaluar programas de responsabilidad social.
  • Se emplean las técnicas de focus groups y de entrevistas en profundidad. La información se organiza en función de la evaluación de la situación actual en la localidad donde se ubique la institución, la relevancia de la misma para el desarrollo social, y la imagen global de la institución evaluada por los ciudadanos, por líderes de opinión locales e incluso por los mismos trabajadores de la institución.
  • El estudio es de particular relevancia para empresas de servicios públicos y en general aquellas con mayor enfoque en la responsabilidad social, así también como para organismos públicos, organismos descentralizados y organismos internacionales.
  • Este estudio evalúa las actitudes y opiniones de la población, del entorno de empresas e instituciones, sobre la imagen que éstas tienen y las acciones que deberían tomar para mejorar su vínculo con la población.
  • Es necesario además generar dentro de las organizaciones una estructura de imagen respecto a su logo, diseño grafico, normas de señalética, etc.; que generen en la mente del consumidor una imagen grafica de fácil identificación. Para conseguirlo es necesario establecer un  buena administración de diseño, estableciendo parámetros concretos de movilidad, ubicación y estructuración.
  • Este planeamiento es aplicable en todo tipo de organización
  • El clima organizacional o laboral es clave para el éxito de una empresa porque condiciona las actitudes y el comportamiento de sus trabajadores. Por ello, las empresas e instituciones requieren contar con mecanismos de medición periódica de su clima organizacional.
  • Este estudio permite saber cómo son percibidas las organizaciones por sus clientes internos, si su filosofía es comprendida y compartida por su personal, qué problemas de comunicación confrontan, cómo funcionan las diferentes relaciones que se establecen entre el personal y sus jefes.
  • Una medición de este tipo comprende normalmente sólo una fase cuantitativa pero eventualmente, puede requerir de una etapa cualitativa para profundizar los objetivos de la investigación, especialmente en organizaciones con estructuras considerables.
  • Dada su naturaleza, lo más recomendable es que ésta sea realizada por una entidad externa a la empresa con el fin de evitar posibles presiones o filtraciones de información y para neutralizar la desconfianza y resistencias que podría tener el personal para participar.